NEWS

EL DEPORTE COMO TRANSMISOR DE VALORES EN L’ESPORT SUMA

Durante las sesiones semanales con los niños y adolescentes de l’Esport SUMA de este mes de octubre hemos trabajado los valores sociales que se adquieren a través del deporte, centrándonos en dos: el respeto y la constancia. Además, en nuestro afán de encontrar alternativas de ocio saludable, hemos aprendido sobre tres nuevos deportes: el artzikirol y el rugby tag.

El deporte moviliza emociones y sentimientos, pero sobre todo puede influir en las actitudes y comportamientos de las personas a través de los valores que transmite: esfuerzo, superación, perseverancia, igualdad, respeto, deportividad, solidaridad y compañerismo, éxito personal y colectivo, entre otros muchos. En el programa L’Esport SUMA queremos que los niños, niñas y adolescentes adquieran hábitos de vida saludables y también que sean conscientes y trabajen los valores sociales que adquieren a través del deporte.

Por esta razón durante este pasado mes de octubre hemos trabajado los valores a nivel individual y a nivel grupal. Tras discutirlo, los jóvenes han decidido que el valor individual que querían trabajar es el del respeto, que engloba el respeto hacia uno mismo, hacia los demás y hacia las normas. Al inicio de cada sesión semanal se ha presentado y discutido sobre el valor y al final, tras las actividades físicas, ellos mismos se han evaluado y han reflexionado sobre el uso que le han dado al valor del respeto durante la sesión deportiva.

A nivel grupal durante este mes hemos trabajado la constancia, que hemos desarrollado con la misma dinámica que el valor individual y tras cada sesión, se ha escogido qué grupo ha sido más constante teniendo en cuenta el esfuerzo y actitud mostrados ante todas las actividades realizadas.

  • Respeto: Incentivar el respeto por medio del deporte permite valorar al otro frente a su condición social, religiosa, ideológica y en general su forma de ver la vida. Logrará entender que otros niños y personas a su alrededor son diferentes a él y la importancia de aceptar a los demás tal como son.
  • Constancia: Se puede decir que la constancia es el resultado de un trabajo autodisciplinado, enfocado a objetivos claramente definidos. El deporte permitirá a los niños afianzar este valor en otros aspectos de su vida.

 

 

Ambos valores, el del respeto y la constancia, han sido puestos en práctica a través de los nuevos deportes que hemos trabajado este mes en nuestro afán por encontrar alternativas de ocio de calidad: el futbol sala, artzikirol y rugby tag. Estas actividades son ideales para la iniciación a los deportes colectivos, en concreto de los de cooperación/oposición de espacio común y participación simultánea, también llamados deportes de invasión. Por ejemplo, con la práctica del “Rugby Tag”, hemos profundizado también en la importancia de la igualdad de género, ya que agrupa a hombres y mujeres en un mismo equipo. El juego es parecido al Rugby, pero con menos jugadores y eliminando los placajes que son sustituidos por unas cintas en el lateral de las piernas. El objetivo es tratar de realizar un ensayo sin que te quiten la cinta. Trabajamos así de forma paralela habilidades de lanzamiento y recepción, así como el trabajo en equipo.

Se dice que a una persona se la conoce de verdad al verla practicar un deporte de equipo. La forma en que interactúa con sus compañeros y con sus rivales define quién es realmente. El deporte transforma, de alguna manera, a todos los que lo practican y rodean. La clave está en que esa transformación vaya alineada con los valores del deporte y que éstos se trabajen desde la infancia.

SHARING IS CARING