NEWS

Guía de alimentación saludable en la etapa escolar: menos azúcar y alimentos procesados

La Agencia de Salud Pública de Cataluña  (ASPCAT) presenta la nueva versión de la guía “La alimentación saludable en la etapa escolar”. La Gasol Foundation ha asistido a la presentación junto con otros profesionales del sector.  

Entre otros aspectos, esta nueva edición pone énfasis en la importancia de acompañar a los niños de entre 3 a 12 años durante las comidas. La guía va dirigida a familias, escuelas, responsables de comedores escolares, y la Asociación de Familias (AFA). El documento ha sido revisado por 32 profesionales de la salud y 25 entidades relacionadas con el ámbito educativo, científico, de salud, social y familiar.

Consultar aquí la nueva guía de “La alimentación saludable en la etapa escolar”.

Las principales novedades que contiene la guía para la etapa escolar de 3 a 12 años son:

  1. Reducir la ingesta de alimentos altamente procesados y enriquecidos en azúcares como galletas, zumos, cereales azucarados. Como alternativa más saludable se propone consumir frutas secas, crudas y tostadas sin sal (avellanas, nueces y almendras…) y las frutas desecadas (pasas, higos, orejones…)
  2. Reducir la ingesta de bebidas azucaradas (bebidas isotónicas, refrescos, zumos…) y sugiere el consumo de agua.
  3. Reducir el consumo de carnes rojas y procesadas que contienen más porcentaje de grasas (salchichas, embutidos, hamburguesas, patés…)
  4. Incrementar el consumo de legumbres y alimentos integrales, de lácteos no azucarados, de alimentos de proximidad y estacional.
  5. Respetar la sensación de hambre que siente el niño.
  6. Fomentar las comidas en familia. Son un momento ideal para que exista una comunicación familiar tanto los padres o las madres y  los hijos/as podrán pasar un buen rato relajados y agradable hablando de sus cosas.
  7. Facilitar la participación del niño/a en el proceso alimenticio en el comedor escolar y en casa.
  8. Impulsar estrategias de reducción de despilfarro alimenticio.
  9. Promocionar la práctica regular de actividad física durante la etapa escolar.

La guía también recomienda repartir los alimentos de los niños en varias ingestas diarias, por ejemplo, unas cinco: tres principales que serían el desayuno, la comida y la cena, y dos complementarias: uno a media mañana y otro, la merienda, a media tarde.

SHARING IS CARING