Alimentación Saludable

Alimentación saludable

Según la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención primaria, el 71% de los niños come con una pantalla delante, lo que aumenta las posibilidades de obesidad. De acuerdo con este estudio, ocho de cada diez niños (82,8%) no desayunan correctamente y revela que solo uno de cada diez toma fruta en la primera comida del día. Estas cifras continúan durante la adultez: Un 25% de la población española de más de 15 años no consume a diario fruta y verdura, según datos de 2017 publicados por Eurostat. No hay que olvidar que los primeros cinco años de vida son clave para fomentar los hábitos que se desarrollaran en el futuro.

Ocho de cada diez niños (82,8%) no desayunan correctamente

Desde la Gasol Foundation trabajamos siempre bajo el enfoque que una “vida saludable” no responde tan sólo a realizar actividad física de forma regular, descansar las horas necesarias y fomentar el bienestar emocional, sino que implica también llevar una dieta equilibrada, variada y adecuada. Y lo tratamos todo bajo la parábola de que los hábitos saludables forman parte de la Galaxia Saludable: en ella tenemos 4 planetas, una para cada componente (alimentación saludable, actividad física, descanso y bienestar emocional) y todos interactúan entre sí, dependiendo el bienestar de uno de los tres planetas restantes.

La preocupación por una alimentación saludable ha sido una constante en toda la historia de la humanidad. Llevar una dieta sana a lo largo de la vida ayuda a prevenir la malnutrición en todas sus formas, así como distintas enfermedades no transmisibles, entre ellas, la obesidad infantil. Sin embargo, el aumento de la producción de alimentos procesados, la rápida urbanización y el cambio en los estilos de vida han dado lugar a un cambio en los hábitos alimentarios. Ahora se consumen más alimentos hipercalóricos, más grasas saturadas, más grasas de tipo trans, más azúcares libres y más sal o sodio; además, hay muchos menores que no comen suficientes frutas, verduras y fibra.

Tradicionalmente se insiste mucho en los contenidos referentes a las recomendaciones dietéticas y nutricionales de las dietas de los niños y niñas, como la cantidad de porciones o el tiempo de alimento recomendado. Desde la Gasol Foundation queremos ampliar estas recomendaciones teniendo en cuenta que, los objetivos nutricionales en la infancia y la adolescencia no se podrían lograr sin tener en cuenta aspectos relacionados con la conducta y los hábitos familiares. Además hay que tener en cuenta que la composición exacta de una alimentación saludable, equilibrada y variada depende de las necesidades de cada persona, el contexto cultural, los alimentos disponibles localmente y los hábitos alimentarios. Teniendo en cuenta este contexto, a continuación presentamos recomendaciones para la promoción de una alimentación saludable en la infancia y la adolescencia:

  • El Plato Saludable: el Plato Saludable de la Gasol Foundation es una imagen gráfica que pretende facilitar el hecho de que las familias puedan seguir una estructura de comidas saludables. En él se representa a los grupos de alimentos que no deben faltar en ninguna comida y la variedad de alimentos que se pueden comer de cada grupo, además del tamaño de porciones adecuadas. Si tenemos presente este plato será más sencillo planificar los menús de los niños y niñas y del resto de la familia y contribuiremos a que se siga una dieta más equilibrada y completa.
  • Hidratación, ¡la mejor bebida es el agua!: Mantenerse bien hidratado es fundamental en todas las etapas de la vida. El agua debe ser la bebida por excelencia. Hay que evitar o limitar el consumo de bebidas ricas en azúcar como los zumos procesados o los refrescos. Es importante que los niños y niñas tengan acceso directo al consumo de agua y además ser un ejemplo para ellos, bebiendo agua de forma regular (hay que beber un mínimo de 8 vasos al día) y recordándoles la importancia de hacerlo. Cuando se haga deporte o actividad física moderada, es recomendable beber más agua y hacerlo cada 20 minutos.
  • Comidas en familia: El hecho de comer en familia, compartiendo una conversación y con las pantallas apagadas, favorece que el ritmo de la ingesta sea más pausado. Supone además una oportunidad educativa para solventar pequeñas preocupaciones y mostrar interés hacia las rutinas de los miembros de la familia, favoreciendo así la cohesión y la reducción del estrés en el seno familiar, lo que aumenta la probabilidad de seguir una dieta saludable y reducir el riesgo de padecer obesidad infantil.
  • Compra semanal y cocina saludable, con la familia: Involucrar a los niños, niñas y jóvenes en el proceso de la compra les hace despertar una inquietud hacia los alimentos y favorecemos una actitud positiva hacia su consumo. De la misma forma, hacer sentir a los menores parte activa en el proceso de cocción de los alimentos, puede llegar a suprimir ciertas barreras hacia el consumo de determinados alimentos, ya que el simple hecho de sentirse protagonistas les conlleva la necesidad mínima de probarlos.

Pau y Marc Gasol fomentan, a través de la Gasol Foundation, que los niños, niñas, jóvenes y sus familias aprendan a disfrutar de la alimentación saludable y lo incluyan en sus rutinas diarias para garantizar un óptimo estado de salud en su presente y en su futuro.