NEWS

¡Pequeños cambios en Navidad, grandes logros para tu salud!

¡Disfrutar de una navidad saludable es posible sin renunciar a la diversión, la familia y la alimentación! Descubre cómo.

¡Se aproxima la Navidad! Los regalos, las reuniones familiares, las fiestas, las cenas con los amigos… La Navidad es esa época especial del año durante la que nos gusta disfrutar en forma de reencuentros, buena compañía, alegrías y nostalgias diversas.

Pero la época navideña viene acompañada también de algunos excesos así como de cambios de rutina, alteraciones del sueño y del descanso. De esta forma, puede parecer que mantener un estilo de vida saludable sea tarea difícil. Pero nada más lejos de la realidad. ¡Queremos demostraros que cambios pequeños en vuestras rutinas pueden marcar una gran diferencia!


Disfruta del menú navideño sin olvidarte de tu salud

  • Evita comer en exceso. Atracones constantes durante estos días pueden tirar por tierra 364 días de buenos hábitos. Sírvete en platos más pequeños (de postre por ejemplo) y evita picar entre horas. Como siempre ¡“en la justa medida está la virtud para nuestra salud”!
  • En la medida de lo posible elige platos con alimentos más frescos, menos elaborados. No descartes la idea de acompañar a las carnes o pescados de una buena dosis de guarnición de verduras u hortalizas en vez de salsas ricas en grasas o fritos. Las verduras no sólo dan una sensación de saciedad, sino que tienen muchas vitaminas y minerales, especialmente si se las cocina durante un tiempo corto. Una buena ensalada o un postre de frutas hará que las comidas contengan más fibra y sean mucho más saludables.
  • Además de la fruta y la verdura, no podemos olvidarnos de añadir a nuestros platos las denominadas “grasas buenas”: nueces, avellanas, aguacate y/o un chorrito de aceite oliva serán el complemento perfecto.
  • Y por último, pero no menos importante, atrévete a preparar tú mismo el pan y los dulces. Haciéndolos en casa te ahorrarás muchos de los conservantes y azúcares que llevan todos los alimentos procesados. Enseña a los más pequeños de la casa lo divertido que es cocinar: tocar, amasar, oler y probar son las claves para crear una relación positiva con la comida ¡e inculcarles unos hábitos saludables de por vida!

Un estilo de vida saludable es un estilo de vida activo. ¡No te olvides del ejercicio en navidad!

  • Aprovecha éstas fechas en las que la familia está reunida. Después de comer hay que pensar entre todos un plan en familia: un paseo para ver las luces de navidad, salir a pedalear por el parque, patinar, bailoterapia (¿no lo conoces?) o jugar un partido de baloncesto o futbol en familia. ¡De esta manera todo el mundo se ejercita, los lazos familiares se ven reforzados y mejoramos la digestión de las comidas navideñas! Aquí tienes algunas ideas.

La clave para disfrutar de las fiestas navideñas es… ¡un buen descanso!

  • Desde la Gasol Foundation promovemos un sueño y descanso de calidad. Dormir las horas adecuadas es un punto clave que no se puede olvidar durante las fiestas navideñas (¡ni durante ninguna otra fecha del año!).
  • Si los niños se acostumbran a trasnochar después de comidas / cenas copiosas, al día siguiente estarán agotados, sentirán fatiga, dolor de cabeza y/o ansiedad entre otros por no haber cumplido con las horas indicadas del descanso. Esto hará que se muevan menos y coman lo primero que tengan a su alcance. ¡Es un bucle que hay que evitar!

¿Listos para disfrutar de unas fiestas navideñas más saludables que nunca? ¡Feliz Salu-vidad!

SHARING IS CARING