NEWS

#RETOSALUDABLE DE FEBRERO: LA IMPORTANCIA DE COMER EN FAMILIA

Las comidas en familia son importantes. Creamos vínculos estrechos y recuerdos de por vida alrededor de la mesa familiar. Comer comidas familiares se asocia con la mejora en la calidad nutricional de la dieta, así como mejoras en el bienestar general de los niños.

¿Cuándo fue la última vez que comiste en familia? Ayer… ¿o el mes pasado? Con nuestro #RETOSALUDABLE del mes de Enero, haz de las comidas en familia una prioridad y una rutina. Podéis hacer en familia el desayuno, la comida o la cena. ¡O las tres!


 

Beneficios saludables de comer en familia

  • Relaciones: Comer acompañados ayuda a construir una relación cercana con todos los miembros de la familia. Aporta a cada miembro la oportunidad de aprender más sobre los demás. Apaga el televisor y no contestes el teléfono durante las comidas. Utiliza este tiempo para hablar con los miembros de la familia. Es una lección que tus hijos usarán para toda la vida.
  • Nutrición: Las familias que comen juntas una comida todos los días consumen un promedio de 0,8 porciones más de frutas y verduras en comparación con las familias que no comen juntas. Estas familias también tienen una mayor ingesta de nutrientes  y son menos propensas a comer alimentos poco saludables y beber refrescos (Rockett, 2007).
  • Tamaños de las porciones: Los niños aprenden sobre el tamaño adecuado y saludable de las porciones de los grupos de alimentos cuando comen con su familia. Deja que los niños aprendan sirviéndose a sí mismos. Enséñales a tomar pequeñas cantidades al principio. Diles que pueden repetir después si todavía tienen hambre.
  • Habilidades para cocinar: Invítalos a todos a preparar la comida. A los niños les encanta preparar los alimentos. Dejarles ayudar a preparar los platos, les ayudará a sentirse valorados y parte de la familia.
  • Habilidades sociales: Comer juntos como una familia da a los niños la oportunidad de aprender y practicar sus habilidades sociales, maneras de mesa y habilidades de conversación.
  • Nuevos alimentos: Ofrece a tus hijos nuevos alimentos, pero no los obligues a comérselos. Los niños son más propensos a disfrutar de un alimento al comer desde su propia elección. 

Consejos para disfrutar de las comidas familiares

  • Haz de las comidas familiares una prioridad en tu hogar. Concéntrate en la importancia de estar juntos como una familia más que en hacer una comida elaborada.
  • Comienza con pequeños pasos. Aumenta el número de comidas familiares por una comida extra a la semana. ¡Pequeños pasos, grandes logros!
  • Crea un ambiente relajado: Los niños necesitan tiempo para sentarse y comer su comida, pero tampoco debemos alargarlo más de lo necesario. Sentarse demasiado tiempo puede provocar en ellos irritabilidad y disminuir el disfrute de las comidas.
  • Establece una hora de comida regular: Las comidas regulares le dan a tu hijo una mejor oportunidad de comer una variedad de alimentos para obtener la cantidad adecuada para crecer, mantenerse saludable y mantener un peso saludable.
  • Planea con anticipación para ahorrar tiempo: Por ejemplo, cocina el doble de la cantidad de carne que necesitas el lunes por la noche, para que puedas usar la carne precocida extra para la comida del martes.
  • Planifica un menú para la semana y haz una lista de alimentos.
  • Sé un buen ejemplo: Tus hijos son más propensos a comer una variedad de alimentos saludables si ven que tú lo haces primero. Trata de incluir los alimentos de cada uno de los cinco grupos de alimentos en tus comidas.
  • Deja que los niños colaboren en la preparación de las comidas.
  • Pídele a tu hijo que ayude a poner la mesa.
  • Trabaja como un equipo para recoger la mesa y limpiar los platos después de la cena. ¡Todos juntos es más divertido!
  • Selecciona recetas familiares que le den a cada persona una tarea importante que hacer. Esto enseñará a los niños sobre la importancia de la unidad familiar y el trabajo en equipo, lo que ayuda a que el trabajo se haga más rápido.
  • ¡Apaga el televisor! Durante la hora de comer, apaga el televisor. Encuentra otra manera de ver los programas favoritos. Deja que el contestador automático tome tus llamadas telefónicas también. Haz que tu familia haga llamadas antes o después de la hora de la comida. Muestra ese mismo respeto por otras familias cuando haces llamadas telefónicas.
  • Come alrededor de una mesa. Es más fácil hablar y escuchar a tu familia cuando todos os podéis ver las caras. Comer lado a lado en el mostrador de la cocina os quita el contacto visual.

 

Make It Healthy, Make It Fun

Además de estos consejos, hemos creado algunas tarjetas visuales que recogen algunos de los beneficios de comer en familia para nuestra dieta. ¿Qué os parece si los imprimimos y los pegamos en la puerta de la nevera o en el comedor? ¡Permitirá a toda la familia tener siempre en mente lo importante que es comer de forma saludable de una forma divertida y lograr nuestro #RetoSaludable prácticamente sin esfuerzo!

 

SHARING IS CARING