NEWS

¡Juguemos al Jugger con las familias de L’Esport Suma!

Desde la Gasol Foundation creemos que una buena manera de potenciar una vida activa es con el deporte, ya que hay modalidades para todos los gustos y edades. Además, apostamos por el deporte como alternativa de ocio para los jóvenes y por ello centramos nuestros esfuerzos en que lo practiquen de forma divertida y en un entorno seguro. Razón por la cual, durante las últimas sesiones extraescolares de L’Esport SUMA, hemos podido disfrutar y aprender sobre las técnicas de una modalidad deportiva diferente: El jugger. ¿Queréis saber qué es y cómo podéis practicarlo vosotros? ¡Seguid leyendo!

¿Qué es el jugger?

El jugger es un deporte de equipo creado en Alemania, que combina elementos entre el rugby y el fútbol americano, es decir, deportes de pelota con elementos de deporte de lucha. En el jugger se crean dos equipos, con cinco jugadores en cada uno, que tratan de marcar puntos e impedir que el equipo contrario marque. ¿Cómo impedirlo? Con una pelota llamada jugg y unas armas recubiertas con materiales blandos. El jugger no es un deporte que se base en la fuerza, sino en la habilidad, la velocidad y la estrategia.

¿Cómo se juega?

El juego inicia con el grito del árbitro: «¡Tres.. Dos.. Uno.. Jugger!» al inicio del juego y tras cada anotación de un punto, el jugg se sitúa en el centro del campo de nuevo. Así mismo, los jugadores deben empezar cada ataque tras su línea de fondo y volver a ella tras cada anotación. Sobre el terreno de juego se enfrentan los dos equipos. La pelota no es el elemento focal del juego: marcar puntos es una parte importante del jugger, pero la idea central es que antes de llevar la pelota a la portería rival, los jugadores tienen que eliminar a todos los luchadores ­rivales. Los partidos acaban una vez eliminamos a los cinco luchadores contrarios, con el enfrentamiento entre el corredor de cada equipo y con un cuerpo a cuerpo utilizando la técnica de la lucha grecorromana.

El único que tiene permitido portar el jugg (la pelota) e introducirlo en la marca es el corredor, pudiendo golpearlo o lanzarlo con las manos. El resto de jugadores pueden hacer contacto con el jugg a través de sus armas. La elección de los distintos tipos de arma y su combinación es también vital para ganar los distintos enfrentamientos.

Los beneficios del Jugger

Como seguro sabréis, todos los deportes aportan múltiples beneficios a nuestro estado físico y mental. El jugger en concreto está pensado para potenciar habilidades específicas en los niños y niñas:

    • Pensar estratégicamente: Es clave importante del jugger, pensar la mejor manera de atacar o de anotar sin ser eliminados hacen del juego algo emocionante para practicar. De esta forma, los niños desarrollaran sus capacidades cognitivas y analíticas.
    • Trabajo coordinado en equipo: Los niños ganan confianza, se relacionan con otros niños, los hace ser más abiertos y sociables con las personas de su entorno. Ser parte de un equipo les permite sentirse cómodos en grandes grupos, a superar la timidez y el miedo a hablar en público.
    • Mejora la velocidad y la resistencia física: El jugger les exige estar en movimiento, correr, cargar las armas, saltar y hacer todo tipo de contactos y esquivos. Esto ayuda a mejorar la condición física y pulmonar de los niños y los prepara para una vida adulta activa.

 

  • Ejercita el cuerpo y la imaginación: Los niños pueden imaginarse dentro de una épica batalla romana, o dentro de algún cuento medieval mientras se ejercitan. Las largas carreras para interceptar al equipo rival, atrapar la bola y bloquear las pelotas, les ayudarà a fortalecer los músculos de brazos y piernas.

 

En la Gasol Foundation creemos que es importante que a los niños se les motive a practicar un deporte entre los muchos que hay y que se les incentive a practicarlo para desarrollar hábitos saludables para su vida adulta. Por todas estas razones, animamos a los padres, familiares y educadores a inculcar la práctica deportiva, la alimentación saludable y el descanso entre los niños.

 

SHARING IS CARING