La Necesidad

La pandemia de obesidad infantil

Las cifras de obesidad no paran de crecer en todo el mundo, sin dejar a nadie exento del riesgo de crecer con exceso de peso. Según la World Obesity Federation, el número de niños y niñas viviendo con obesidad alrededor del mundo aumentará de los 158 millones a más de 250 millones en los próximos 10 años. En España, uno de cada tres niños y niñas presentan exceso de peso, según nuestro estudio PASOS 2019.

La obesidad tiene graves consecuencias a múltiples niveles, tanto a corto como a medio y largo plazo. Así, la obesidad se relaciona directamente con un mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y diabetes, entre otros problemas biológicos. Además, un exceso de peso en la infancia dificulta un correcto desarrollo psicológico y social, ya que los niños y niñas con sobrepeso y obesidad tienen una menor autoestima, padecen el estigma social que conlleva esta enfermedad y presentan con más frecuencia depresión y peores resultados académicos.

La pandemia de obesidad es un problema complejo que afecta en mayor medida a aquellas familias con una renta menor y en situaciones de vulnerabilidad socioeconómica. Para conseguir revertir esta dinámica negativa, es necesario un enfoque multisectorial, transversal y coordinado, que implique directamente a las comunidades y al conjunto de la sociedad para garantizar un crecimiento sano para todos los niños y niñas.

Nuestro reto con la obesidad infantil

En la Gasol Foundation centramos nuestros esfuerzos en las familias y comunidades con mayor riesgo de padecer obesidad infantil: aquellas en situación de vulnerabilidad socioeconómica. Junto con ellas, creamos un mundo en el que los hábitos saludables las empoderan para avanzar hacia un futuro sin obesidad infantil.

Todos los niños y niñas tienen derecho a una vida saludable llena de oportunidades. Desde la Gasol Foundation queremos impulsar que así sea. Nuestros programas, actividades e iniciativas comunitarias contribuyen a promover hábitos de vida saludable entre niños, jóvenes y sus familias para reducir las cifras de obesidad infantil, teniendo en cuenta cuatro componentes clave: la actividad física y el deporte, la alimentación saludable, la importancia de las horas y la calidad del descanso y el bienestar emocional. Bajo nuestro lema Make It Healthy Make It Fun, queremos incorporar el componente lúdico y demostrar que los hábitos saludables son divertidos, sencillos y una opción fantástica para poner en práctica con familia y/o amigos. Por esta razón los cuatro pilares saludables se convierten en los cuatro personajes de La Galaxia Saludable de la Gasol Foundation, siendo cada uno de ellos un planeta con unas cualidades distintas, pero con un factor común: para garantizar la estabilidad de la galaxia, es necesario el bienestar de los cuatro planetas que la integran. Si uno de ellos se ve afectado de forma positiva o negativa, este efecto llega también al resto de los planetas. Tan sólo a través del equilibrio entre todos ellos y su bienestar se puede llegar al objetivo: una vida saludable 360 grados. ¿Quieres conocer a los integrantes de la Galaxia Saludable?

Planeta del Deporte y Actividad Física

Fomentamos que la actividad física regular y cotidiana esté presente en todas las rutinas familiares. Animarlas para que su tiempo de ocio sea activo, al aire libre y sobre todo divertido, contribuirá a perdurar el estilo de vida activo a lo largo de los años.

Planeta de la Alimentación Saludable

Promovemos entornos alimentarios que faciliten el descubrimiento de una alimentación equilibrada, variada, completa y adecuada. Motivar que la compra, la cocina y las comidas sean momentos agradables y en familia ayudará a que los niños sigan una dieta saludable.

Planeta del Bienestar Emocional

Impulsamos que los niños se eduquen en hogares donde el afecto positivo favorezca el crecimiento equilibrado y saludable. Asegurar el bienestar emocional de los niños será clave para lograr el resto de hábitos.

Planeta del Sueño

Creemos imprescindible que los niños duerman las horas recomendadas para su edad y que además, este descanso, sea de calidad. Definir claramente la hora de ir a dormir y levantarse, así como tener en cuenta las condiciones de la habitación, ayudará a los niños a tener un buen descanso.