NEWS

¡Montar en bicicleta es divertido y saludable!

¡Montar en bicicleta es divertido y saludable!

El ciclismo destaca como deporte de competición: un ejercicio donde se mide la voluntad, el sacrificio, la participación, el esfuerzo y el aprender a perder o ganar. Hay niños y niñas que se aventuran desde muy pequeños a practicar este deporte, lo convierten en uno de sus deportes favoritos y lo incorporan a su rutina diaria, para socializar y pasar un momento divertido.

¡No hay que olvidar que se deben mantener las medidas de precaución necesarias: utilizar el casco, rodilleras y todos los complementos necesarios para practicar ciclismo con responsabilidad!

Montar a bicicleta es una actividad que ayuda a la integración familiar: toda la familia puede ejercitarse de forma conjunta y descubrir nuevos sitios de su alrededor. Lo importante es practicar deporte y disfrutar de los hábitos saludables con los seres queridos.

Además, el ciclismo aporta grandes beneficios físicos, sociales y cognitivos, y puede ayudar a mejorar aspectos básicos del desarrollo de los niños:

  • Aumenta la resistencia dado que es un deporte de competencia: los niños cada día se van a exigir más.
  • Promueve el encuentro social: se motivará a compartir con familiares y amigos y a hacer nuevas amistades en el mundo del ciclismo.
  • Estimula y aumenta el equilibrio, la coordinación y la agilidad: este aspecto motivará a los niños y niñas al notar que puede dominar la bicicleta con facilidad.
  • Aumenta la autoestima: se sentirán más autosuficientes y seguros de sí mismos al poder controlar de forma independiente una bicicleta.
  • Los niños reconocen la habilidad de realizar un recorrido y eso los llevará a sentir que mejoran su sentido de la orientación.
  • Influye en el desarrollo intelectual de los niños ya que se sienten capaz de coordinar los movimientos y reconocer las calles por las que pueden recorrer utilizando el carril bici.
  • Crea conciencia econòmica y los niños aprenderán a utilizar la bicicleta como medio de transporte más allá de un deporte.
  • Fomenta la responsabilidad al utilizar el carril bici y los implementos necesarios para protegerse como: casco, rodilleras, etc
  • Mejora la articulación, respiración, previene dolores de espalda al poner en movimiento todo el cuerpo, inhalando y exhalando profundamente manteniendo una buena postura.  
  • Combate la obesidad al mantenerlos activos, olvidándose de la vida sedentaria.

Lo principal es que los niños aprendan a dominar bien la bicicleta y obtengan ese equilibrio para que se sientan más seguros, mejoren la agilidad en los recorridos y así puedan disfrutar con su equipo de aventuras y deportes. ¡A pasarlo bien y disfrutar al máximo!

Montar una bicicleta hará que toda la familia pueda conocer paisajes maravillosos y vivir al máximo la naturaleza ejercitando. ¿Listos para rodar?

¡No dudéis en hacer de la bicicleta vuestro medio de transporte!

SHARING IS CARING