NEWS

Pau mantiene su compromiso con la salud de los niños con visitas a los hospitales de Chicago y Los Ángeles

Es cierto que si Pau no fuera un jugador de baloncesto, sería médico.  Lo sabe bien desde que Magic Johnson anunció que había dado positivo en VIH. La noticia le impactó fuerte a Pau, que entonces tenía 11 años,  y estaba decidido a que un día encontraría una cura para el SIDA. Su desarrollo como uno de los mejores jugadores jóvenes en Europa, le llevó a una vida de baloncesto y, finalmente, a la NBA.

«Estoy realmente conmovido por los niños» señala Pau. «Son tan vulnerables e inocentes y tienen tanto por delante. Sólo trato de animarles y reforzarles en la situación en la que se encuentran, y espero ayudarles en su proceso de curación «.

Desde que vivía en otras ciudades, Pau siempre ha estado muy dispuesto a colaborar y llevar alegría a los niños donde quiera que pueda estar viviendo. La semana pasada, Pau visitó el Hospital infantil Ann & Robert H. Lurie de Chicago y estuvo colorando con los pacientes. Unas semanas antes, durante la visita de los Bulls a California, Pau hizo una parada por el Hospital Infantil de Los Ángeles y pasó algún tiempo con los pacientes antes de comenzar la temporada de vacaciones.

pau_lurie_02

SHARING IS CARING